lunes, 11 de junio de 2012

Amigos, Novios o Amantes Cap7

Aquí les dejo el Capi siete, que espero les guste.

Los personajes de Naruto no me pertenecen, ya saben… son de Masashi Kishimoto…

La narración esta en primera persona; pero en esta ocasión tanto Sasuke como Sakura, serán los narradores.

.
¿AMIGOS, NOVIOS O AMANTES?
By Tsukisaku
.
EXPLICACIONES AL POR MAYOR
Después de que no supe nada de él por ¡Seis meses! Regresa y me dice "Quiero hablar contigo a solas" y encima ahora esta retando a mi novio con la mirada.
—¡Vaya! Con que su amigo —pude notar como mi pelirrojo le lanzaba una mirada asesina, aunque parece que a Sasuke no le importó en lo más mínimo.
—Sakura —gruñó el azabache sin dejar de ver a Gaara, no me hacía falta ser una experta, como para saber que el Uchiha estaba muy molesto. Y si deseaba evitar problemas, lo mejor era hablar con él.
—Ahora vuelvo ¿Si? —le dije a mi novio, tratando de ocultar mi nerviosismo. Él sólo asintió con la cabeza.

Tomé al Uchiha del brazo y lo empujé hasta la entrada.
—Mira —trataba de calmarme, antes de golpearlo yo misma—. Mi tuno termina en dos horas, así que… ¿Porqué no te vas y hablamos mañana? —por la cara que puso, parece que la idea no le agradó en lo absoluto.
—No, vendré por ti en dos horas —¿Qué? ¡Está loco! ¡Si Gaara lo ve de nuevo cerca de mí… no se que pasaría!
—Imposible… ¿Crees que estoy a tu disposición? —le grité un tanto enojada—. Si quieres hablar conmigo, será mañana. Te espero en mi dormitorio a las diez —¿En que estaba pensando al citarlo en mi dormitorio?
—Hmph —¡Odio ese sonido! Fruncí levemente el ceño, él sólo me miró y después salió del lugar.

Cuando me vi sola, solté un gran suspiro… ¿Para qué quiere hablar conmigo?
Durante todo el turno me la pasé como en las nubes, no tenía cabeza para pensar en porque Sasuke acababa de regresar, o mejor aún, lo que le diría a Gaara sobre la precensia del Uchiha aquí.
Unas horas más tarde, por fin nos vimos libres. Así que nos despedimos y cada uno tomó un rumbo diferente. Tenten se fue con su novio Neji a su departamento, el cual quedaba frente al bar. Shikamaru acompaño a la cerda al dormitorio; Kiba vivía cerca así que se fue con Ino y Shikamaru. Y yo me fui con Gaara a su casa.

Durante el corto trayecto, ninguno dijo nada. La verdad yo no sabía que decir, sólo pensaba en Sasuke y parece que Gaara estaba ligeramente molesto. Pronto llegamos a su casa. Él abrió la puerta y entramos. Encendí la luz y lo miré a los ojos.
—¿Estas molesto? —pregunta tonta diría yo.
—No, sólo quiero que me digas ¿Quién es él realmente?
Supongo que la verdad es lo mejor. Me senté en el pequeño sillón y él me imitó.
—Sasuke es… mi… ex novio —le dije sin verlo del todo, pero pude observar como se tensaba al escucharlo—. Él y yo fuimos novios en la preparatoria, sólo que terminamos cuando ingresamos a la universidad.
—¿Y a qué vino? —lo miré y tenía el ceño fruncido.
—No lo sé, quedé de verlo mañana —expliqué sumamente nerviosa.
—¿Aun sientes algo por él? —¡De nuevo esa pregunta!
Luego de guardar silencio por un momento—. No —contesté. La verdad es que no era del todo cierto, pero no le podía decir "Si aún lo quiero"—. Yo te quiero a ti —eso si era verdad.
¡Pero que lío… los quiero a los dos!
¿Cómo puedes querer a dos personas a la vez?
Mí pelirrojo me miró y puso una mano en mi mejilla. Sus dulces caricias me encantaban. Comenzamos a acercarnos hasta unir nuestros labios en un tierno beso, que poco a poco se fue tornando apasionado. Pasé mis manos alrededor de su cuello, para pegarlo más a mí. Él posó sus manos en mí cintura. Sus labios son tan suaves… que me encantaba besarlos. Su lengua moviéndose dentro de mi boca, me eriza la piel. Pronto fue recostándome sobre el sofá, en tanto él se situaba sobre mí, sin llegar a aplastarme del todo. Una de sus manos comenzó a adentrarse debajo de mi blusa, logrando arrancarme un pequeño suspiro. Mientras tanto yo comenzaba a acariciar su pecho.
Él abandono mis labios, para darle una especial atención a mí cuello. Unos minutos después, nuestra ropa ya se encontraba regada por toda la sala. Sólo estábamos con la ropa interior. Con cada caricia siempre lograba arrancarme un suspiro. Es tan delicado y tan dulce a la hora de intimidar… que me encanta.
A la mañana siguiente, abrí los ojos pesadamente, traté de moverme, pero unos fuertes brazos me tenían atrapada. Moví una de mis manos y alcancé mi móvil para ver la hora, ¡Faltan quince minutos para las diez! ¡Por Kami!
Tras un gran esfuerzo, logré zafarme del agarre sin despertar a Gaara, me levanté y comencé a vestirme rápidamente, tomé mis cosas y salí corriendo de ahí. Unos minutos más tarde, llegué al edificio de los dormitorios, me encaminé a mi habitación y justo frente a la puerta me topé con Sasuke, el cual lucía un poco molesto.
—Siento llegar tarde —le dije entre cortadamente, debido a la falta de aire.
—¿Dónde estabas? —me preguntó con notable molestia.
—Eso no te importa —¿Quién se creía para hablarme de esa forma?
—¿Estabas con ese perdedor? —lo fulminé con la mirada.
—No lo llames así, Gaara es mi novio y yo no tengo porque darte explicaciones —me detuve un momento—. Dime ¿Por qué estás aquí?
—Por ti —¿Qué? No pude evitar mostrar sorpresa al escuchar eso.
—Yo no te lo pedí —bufé con molestia, para evitar dar a conocer los nervios que aún provocaba en mí.
—Me transfirieron a la Todai… así que también estaré viviendo aquí en Tokio —explicó fríamente.
—¿Qué? —no pude evitar gritar al escucharlo, eso debía ser un chiste ó una mala broma.
—Es verdad, ya conseguí un departamento y un empleo —¡No puede ser!
—¿Por qué?
—Ya te lo dije, por ti —suspiré y llevé una de mis manos a mi frente. Mientras trataba de calmarme.
—¡Hace mucho que te dije que no lo hicieras!... Tú ya tenías tu vida en China.
—Claro, y tú aquí ¿No? —frunció el ceño y me miró muy enfadado.
—Si, sólo seguí tú ejemplo.
—¿Mi ejemplo?
—¡Ya se te olvidó que a los pocos meses de haber terminado, te buscaste una zanahoria por novia! —estaba comenzando a molestarme.
—¡Te dije que Karin sólo era un juego!
—No me interesa, yo sólo decidí olvidarte y seguir con mi vida.
—¿Y me olvidaste?
—Si —mentí, pero no podía inflarle aún más el ego al Uchiha. El sólo arqueó una ceja y se acercó a mí.
No podía permitir que se me acercara más de la cuenta, así que, mientras daba un paso hacia mí, yo retrocedía uno.
—¿Por qué te alejas? ¿Por qué no reconoces que aún sientes algo por mí? —apreté los dientes con fuerza.
—En tus sueños Uchiha —musité tratando de calmarme ¿Por qué aún tenía ese efecto sobre mí? ¿Por qué tuvo que regresar?
Un par de pasos más y logró acorralarme contra la pared, sentía que mí corazón latía rápidamente, pero no sabía si era por la cercanía ó por que aún tenía estragos de la carrera de hacía un rato.
—No te acerques más ó no respondo —le dije tratando de alejarlo de mí. Y en respuesta lo único que logré; fue que colocara una mano en mí cintura y depositara un beso en mí cuello.
—Tú eres mía y de nadie más —susurró en mi oído.
—Yo no soy un objeto —bufé tratando de alejarlo.
—Con él jamás podrás ser tan feliz como conmigo, yo fui el primero y seré el último —dijo recargando su frente sobre la mía. ¿Pero quién se creía, para decirme eso?
—¿Cómo puedes ser tan egoísta? —le pregunté alejándolo totalmente—. ¡Me tratas como si estuviera a tu disposición! ¡Te vas a China y te enrollas con quien sabe cuantas tipas!... Y ahora que yo comienzo a rehacer mi vida, ¿Vienes y me dices que deje a mi novio, porque soy tuya? —grité con furia.
—Hmph.
—¿Estás loco? —esto es increíble, ¡No comprende que no soy de nadie!
—En primer lugar, tú fuiste la que terminó conmigo por una razón muy estúpida. Me debes la oportunidad que me quitaste —¿Qué?
—Sasuke… no voy a dejar a Gaara sólo porque tú lo ordenas —solté un suspiro—. Tú eres una parte muy importante de mí vida… antes que nada eres mi amigo. Yo no quiero que te alejes de mí, pero tampoco quiero que me estés presionando con lo mismo siempre… ¿Por qué no intentamos ser amigos de nuevo?
— ¿Amigos? —frunció el ceño.
Ni yo misma estaba segura de poder llevar una amistad con una persona de la cual estoy enamorada. Pero una parte de mí decía que era lo mejor.
—Acepto, seremos "amigos" —lo miré incrédula.
—¿De verdad?
—Si —el hecho de que aceptara tan rápido y sin rechistar me sorprendió en demasía, pero lo mejor es confiar, por ahora.
—Bien. Ahora debo arreglarme, porque tengo que trabajar más tarde —le dije algo nerviosa.
—También debo ir a trabajar —le sonreí—. Nos veremos luego —y sin más salió dejándome totalmente confundida.
-o-
Por la tarde, cuando ya nos encontrabamos en el bar, casi me dio un infarto, cuando me di cuenta que Tenten ya conocía a Sasuke y como no, si ahora resulta que es el nuevo compañero de Neji.
¡Esto es una terrible casualidad!
Ahora tendré al Uchiha en todas partes: en la escuela, cerca del trabajo… ¿Por qué tiene que ser tan difícil?
¿Por qué tengo que seguir enamorada de él?
Como no había muchas personas en el bar, todos estábamos en uno de los extremos de la barra conversando.
—¿Me podrías servir una cerveza? —preguntó un tipo que estaba del otro lado de la barra. Por alguna razón su voz se me hacia extrañamente familiar. Y al parecer al Uchiha también pues giró su cabeza al instante para ver al dueño de esa voz.
Cuando Gaara se movió para atenderlo, pude verlo…
Continuará...
<-- CAPITULO 6                    CAPITULO 8 -->

No hay comentarios:

Publicar un comentario