miércoles, 27 de junio de 2012

AP Cap17

Aquí les traigo el capitulo diecisiete. Espero que les guste.
Los personajes de Naruto no me pertenecen, ya saben… son de Masashi Kishimoto…
Aclaraciones:  Sólo que utilizaré una canción que se llama: Tan sólo tú y es de: Nek ft. Laura Pausini.
¿AMOR PLATONICO?
By Tsukisaku
.
SECRETOS
.
El silencio inundó el lugar, las chicas parecían no terminar de reaccionar ante lo que sus ojos estaban viendo. ¿De verdad Akatsuki eran aquellos cinco chicos?, y lo más importante: ¿Por qué Sakura no parece sorprendida?
La joven de cabellos rosados paseó su mirada sobre sus amigas y les sonrió de manera nerviosa, tenía una ligera idea de la sorpresa que se habían llevado, pero… ¿era como para quedarse como estatuas?
Los integrantes de Akatsuki se miraron entre si y luego a las chicas, ¿debían decir algo ó solo quedarse ahí?, cada uno tenía ideas diferentes al respecto, pero se negaban a interrumpir la "meditación" de las jóvenes Kunoichis.
Pain observó a todos y cerró los ojos al tiempo en que tomaba una bocanada de aire. El asunto era algo fastidioso, pero de cualquier manera estaba decidido que su identidad ya no sería más ocultada por el antifaz color negro. Se aclaró la garganta y se dispuso a romper el incomodo silencio.

—Será mejor continuar ensayando —dijo seriamente—. La grabación es mañana y aún nos falta bastante —las chicas parpadearon y asintieron. Sakura soltó un suspiro y retomó su lugar al otro extremo del escenario, su intuición le decía que en cuanto se vieran libres del ensayo, sus amigas la bombardearían con miles de preguntas que tendría que contestar.
Todos volvieron a tomar sus instrumentos y continuaron practicando. No llevaban ni media canción, cuando Pain los detuvo nuevamente para hacerle algunos arreglos a la melodía. Sakura e Itachi estuvieron de acuerdo y cambiaron las variaciones del inicio.
Una vez que el nuevo arreglo les salió bien, se concentraron en arreglar algunos acordes que fallaban. Para las cuatro de la tarde, ya tenían casi todo perfectamente listo, únicamente tenían que reunirse en Kyubi una hora antes de grabar, para ensayar… ¡y listo!
Cuando el dueño del lugar apareció, el ensayo se dio por finalizado y todo el mundo se preparó para desalojar el sitio. Los chicos guardaron sus guitarras y se encaminaron a la salida, las chicas los observaban aún sin terminar de creérselo, claro que tenían muchas preguntas pero esperaban poder bombardear a la joven Haruno en cuanto estuviesen solas.
—¿Te gustaría dar una vuelta conmigo? —le preguntó Sakura a su novio, ahora que se encontraban un poco alejados de todos.
—Claro —respondió. Itachi le dejó su guitarra a Pain mientras que Sakura únicamente se despidió de sus amigas a lo lejos, para después salir juntos del local.
Ninguno de los dos llevaba un automóvil, así que se dedicaron a caminar juntos por las solitarias calles. Sakura tomó de la mano a Itachi sonrojándose fuertemente, aún no se acostumbraba del todo a hacer ese tipo de cosas, en tanto el Uchiha mayor solo atinó a apretar su mano, se sentía tan bien así que era algo difícil de explicar.
—¿Te gustaría comer algo? —preguntó Itachi a sabiendas de que habían ensayado por horas sin probar bocado.
—Si —murmuró sintiendo como el estomago le pedía comida.
—¿Algo en especial?
—Con el hambre que tengo, comería lo que fuese —contestó con un poco de pena. El azabache sonrió de medio lado y le sugirió un lugar que estaba bastante cerca, quizá no era un lugar sumamente elegante, pero se comía delicioso.
Caminaron un par de calles más y llegaron a un local bastante agradable, pequeño pero limpio. Entraron y se sentaron en una de las mesas del fondo, unos minutos después se les acercó una camarera que les entregó un menú a cada uno y les indicó las especialidades del día.
Sakura sin pensarlo dos veces pidió una hamburguesa con papas, mientras que Itachi pidió un poco de pasta italiana.
Era un momento bastante tranquilo y ameno, ambos se sentían más que bien. Se preguntaron lo que aún no sabían del otro, se contaron viejas anécdotas de todo tipo, y hasta uno que otro recuerdo que compartieron juntos.
En cuanto terminaron de comer, Sakura pagó, alegando que ella lo había invitado y que no admitía devoluciones. Salieron del local y continuaron caminando hacia la casa de la joven Haruno, les faltaba bastante para llegar, así que prosiguieron con su conversación.
Conforme avanzaba la platica, la dueña de la melena rosada sentía que descubría algo nuevo sobre Itachi y viceversa. Aún existían varios temas que no tocaban, pero algo les decía que aún no era el momento de hablar de ello.
Por ejemplo: Sakura se moría por saber cuantas novias había tenido Itachi antes de ella, pero no se lo preguntaba porque no deseaba saber que tipo de mujeres estuvieron antes que ella, no deseaba sentirse más inferior de lo que ya se sentía. Mientras que Itachi deseaba preguntarle sobre sus sentimientos por Sasuke, una parte de él sentía temor al pensar que quizá Sakura estaba con él por que era parecido a su hermano y no porque realmente lo quisiera.
Ambos guardaban pequeños temores en su interior que necesitaban disipar, pero que no querían sacar a luz aún.
Cerca de las siete de la noche llegaron por fin a la mansión Haruno. Sakura se ofreció a llevarlo en su coche, pero Itachi se negó alegando que para eso él la había ido a dejar antes. Entonces tras mucha testarudez por parte de ambos, Itachi tuvo que terminar aceptando llevarse el auto de Sakura, para que así ella estuviese más tranquila.
—No te preocupes que yo ni lo ocupo —le dijo tendiéndole las llaves, las cuales traía en su pequeño bolso.
—Hmph —Sakura le sonrió mientras ponía las manos en su torso. Una pequeña descarga eléctrica recorrió el cuerpo del Uchiha mayor, observó los labios rosados de su novia e inconscientemente comenzó a acortar la distancia que los separaba.
El corazón de Sakura aceleró su paso al sentir la cercanía de Itachi, deslizó sus manos alrededor del cuello del azabache y cerró los ojos para disfrutar mejor de lo que venía.
Sus labios se rozaron y comenzaron a moverse lentamente, el Uchiha la tomó por la cintura y pegó su cuerpo al de ella. El sonrojo en las mejillas de Sakura se incrementó al sentir la calidez que emanaba de Itachi, enredó sus dedos en las hebras azabaches y buscó intensificar el roce. Mordió ligeramente el labio inferior del Uchiha y en respuesta, él succionó de manera deliciosa su lengua arrancándole un pequeño gemido, que murió dentro de su boca.
El aire comenzó a faltarles, así que se vieron en la necesidad de separarse levemente, Itachi recargó su frente en la de su novia y se quedó quieto, llenando sus pulmones del perfume que despedía Sakura.
—Espero no interrumpir —dijo una voz seriamente. Al instante se separaron y clavaron la vista en la persona que acababa de llegar.
-o-
—¿Me estás escuchando? —preguntó por segunda vez Fugaku Uchiha. Se encontraban terminando de cenar y le acababa de informar a Sasuke los planes que tenía para él.
—Todos los días después de la escuela quiero que vayas a la empresa para que empieces a familiarizarte con todos los procedimientos de la corporación, espero que alcances el nivel que tenía Itachi a tu edad —repitió fría y secamente sin verlo si quiera. Sasuke se terminó el bocado que masticaba y bebió un poco de agua.
—Hmph. Siento desilusionarte una vez más, pero mis exámenes están por comenzar y no puedo darme el lujo de bajar mis notas —informó viendo de soslayo a su padre.
—¿Y acaso no puedes con las dos cosas? —preguntó Fugaku molesto—. Itachi podría…
—Pues ve y busca su perdón — bufó poniéndose de pie. Mikoto los observó aterrorizada, Sasuke jamás se había comportado de esa manera con su padre y le preocupaba la reacción que su esposo tendría al respecto.
—¡Uchiha Sasuke, ¿Quién te crees para hablarme de esa manera? —gritó pegando con la mano sobre la mesa. Sasuke se detuvo y lo observó sin expresión alguna—, ¡Ningún hijo mío se va atrever a pasar sobre mi autoridad ni a hablarme de esa manera! —le dijo fulminándolo con la mirada.
—Fugaku —comenzó Mikoto.
—¡No te metas! —advirtió—. ¡No voy a permitir que ahora Sasuke también quiera pasar sobre mis ordenes, antes…!
—¿Qué?, ¿Me vas a echar también de la casa? —preguntó el Uchiha menor. Mikoto los miró a ambos nuevamente y temió lo peor.
-o-
—Papá —murmuró Sakura con la cara más roja que un farolillo de navidad.
—Buenas noches Fujitaka —saludó Itachi amablemente. La joven de ojos jade lo miró de soslayo y se sorprendió de la apacibilidad que demostraba.
—Buenas noches —saludó el señor Haruno. Observó a su hija y la interrogó con la mirada. Sakura mordió su labio y respiró profundamente antes de hablar.
—Verás papá… Itachi y yo… —inició un tanto nerviosa.
—Estamos saliendo —completó el Uchiha con seguridad. Fujitaka se mantuvo en silencio y los miró alternadamente.
—Vaya —murmuró—, supongo que no puedo oponerme, pero antes de decir cualquier cosa, me gustaría hablar con Itachi en privado —Sakura observó a Itachi y le sonrió débilmente.
—Bien… te veré luego —le dijo antes de entrar a su casa. Tenía los nervios a flor de piel, no sabía que es lo que su padre le diría a Itachi pero esperaba que no fuese nada malo.
Subió las escaleras con pesadez, y en cuanto abrió la puerta de su habitación se encontró con cuatro pares de ojos de diferentes colores que la miraban con demasiado interés. Soltó el aire de golpe y temió lo peor.
-o-
El Uchiha cerró la puerta tras de si y se sentó en el borde de la cama. Acababa de llegar de la casa de Sakura y aún analizaba las palabras que Fujitaka Haruno le había dicho.
En un principio pensó que lo amenazaría ó le prohibiría estar cerca de Sakura, pero no era así, si no todo lo contrario.
"No me pondré como obstáculo en esta relación, porque ya tienes varios…"
Al principio no comprendió esas palabras, hasta que no le explicó lo que estaba a punto de pasar y trató de hacerle comprender cosa por cosa.
"Espero que no la hagas sufrir"
La última frase que le dijo antes de estrechar su mano y desearle lo mejor. Soltó un pequeño suspiro y se dejó caer sobre el colchón. ¿Cómo se supone que debería sentirse después de todo lo que escuchó?... ¿triste, desilusionado ó feliz?
En cuanto el sol comenzó a filtrarse por su ventana, abrió los ojos y ahogó un bostezo. Se preparó para asistir al instituto: se duchó, se vistió y arregló sus cosas. Era toda una suerte que el semestre ya estuviese pagado, al menos era una cuenta menos de la que debía preocuparse.
Una vez que estuvo listo se fue con Pain, ya que el auto de Sakura no circulaba ese día. En el camino, Itachi le contó lo que Fujitaka le había dicho, dejándolo completamente en estado de shock.
Al poco tiempo llegaron al instituto y se encaminaron a su aula. Mientras que en el edificio de al lado, Sakura conversaba con sus amigas sobre lo ocurrido el día anterior.
Recordó como la interrogaron hasta el cansancio, preguntándole cosas como: "¿Por qué no nos dijiste antes?" y "ahora comprendo porque estuviste rara unos días" ó "¿Cómo es que lo supiste?"… un millar de preguntas que se vio —casi— obligada a contestar. Lo bueno es que después de una hora sus amigas la dejaron tranquila con el tema y pasaron a cosas más interesantes.
El día se pasó rápido y sin ningún contratiempo mayor. Al termino de las clases, las Kunoichis y los Akatsuki se encaminaron hacía Kyubi para iniciar las grabaciones de su tema a dueto.
Minato les presentó al Ingeniero encargado de realizar todas las grabaciones: Yamato, y una vez que estuvieron listos, los guiaron a una habitación de grabación donde tocarían únicamente la música todos juntos… esa sería la primera toma.
En cuanto estuvo grabada, los separaron y uno por uno entró a tocar lo que le correspondía. El ingeniero les explicó que así sería más fácil hacer la mezcla correcta de los instrumentos, y se encargarían de que la interferencia fuese de lo menos posible.
Para cuando todos terminaron de tocar, y toda la canción —sin letra— quedó grabada, ya eran las nueve de la noche, así que decidieron dejarlo hasta ahí.
El martes por la tarde, todos regresaron a escuchar la melodía completa. Yamato les pidió hacer una segunda grabación de solo música para comparar los sonidos y ajustarla lo más posible.
Una vez que la melodía quedó lista, fue el turno de Sakura e Itachi de grabar la letra. Y al igual que el día anterior, entraron a cantar primero por separado y luego de tres pruebas completas de cada uno, cantaron juntos.
Todos los demás los observaban por el otro lado del cristal, les encantaba como estaba quedando su canción. Yamato terminó de ajustar las voces, de corregir un par de variaciones y les pidió que todos juntos entraran a cantar una vez más, puesto que deseaba grabar una comparación extra.
Todos se acomodaron y tomaron sus instrumentos, las guitarras eléctricas de Sakumi y Sasori fueron las primeras en escucharse, para después acompañar la voz de Sakura…
Porque me gustas de todos modos de cada lado y perspectiva tú;
si tú me faltas se me hace un nudo, no respiro me duele el corazón.
Hinata y Pain en los teclados prosiguieron a tocar, acompañando la voz de Itachi…
¿Por qué no pides que te perdone?, Y si me abrazas no te cansas de jugar;
así consigues que muera un hombre, con la inocencia de pudor que no tendrás.
Tan sólo tú viviendo en mí, siempre tú para mí;
Tan sólo tu y dime que yo también para ti seré.
Tenten y Deidara —como suplente— en la batería prosiguió, al igual que Kisame e Ino en el bajo.
Porque eres bella y me haces daño, mas no te importa ni siquiera tú lo ves;
después esperas llegar la noche, para amarnos como la primera vez.
Sakura se unió a Itachi y continuaron cantando juntos…
Tan sólo tu en mi soñar, siempre tú seguirás;
tan sólo tú para mí no se ve a nadie más aquí
a tu lado estoy conquistado
tu esclavo soy (tu esclava soy)
eras nada mas (eras sólo tú)
tan sólo tú (tan sólo) viviendo en mí
siempre tú (sólo para mí)
tan sólo tú (tan sólo diciéndome)
sólo tú (sólo para mí)
Y por último unieron el sonido de sus guitarras…
Tan sólo tú viviendo en mí,
siempre tu (siempre tú siempre para mi),
tan sólo tu y dime que todo el resto no importa (el resto no importa)
No nos importa,
Todo el resto eres sólo tú…
La canción finalizó y con eso la grabación de la misma, únicamente hacían falta unas mezclas en el sonido, pero todo estaba listo. Ahora Akatsuki únicamente debía concentrarse en prepararse para abrir el concierto de Tokubetsu y continuar con la grabación de sus demás canciones.
Una vez que salieron del cuarto de grabación, los chicos invitaron a las chicas a una pizzería que estaba cerca para celebrar. Todas aceptaron encantadas, puesto que no todos los días una banda famosa las invitaba a salir.
-o-
El Uchiha menor leyó nuevamente el comunicado que acababa de llegarle por correo, y sonrió de lado. Por fin lo que Itachi y el esperaban estaba dando sus primeros frutos, mandó a imprimir una hoja de cada uno de los documentos y cerró su cuenta anotando los números del día.
Apagó la computadora y tomó las hojas de la impresora, las guardó en un sobre y salió en busca de Mikoto. Bajó las escaleras y la encontró en la cocina terminando de guardar unas cosas.
—Mamá —la llamó con su acostumbrado tono de voz. Mikoto se giró para verlo y le sonrió.
—¿Qué pasa hijo? —preguntó al tiempo en que se limpiaba las manos en el delantal que llevaba puesto.
—Necesito que firmes un documento —le informó mientras le tendía el sobre color amarillo. Mikoto tomó el sobre y frunció el ceño, lo abrió y leyó atenta el contenido.
—¿Esto es… de… verdad? —preguntó con lágrimas en los ojos.
—Si —contestó—. Pensamos que es lo mejor. No estás obligada a acceder ya que tenemos otra alternativa, pero si lo haces te lo agradeceremos mucho. —completó sin cambiar su tono de voz.
—Firmaré —murmuró tomando la pluma que venía dentro del sobre. Sasuke volvió a sonreír y tomó el documento firmado por su madre.
—Gracias —le dijo para después depositar un corto beso en su frente—. Todo estará bien, no debes preocuparte —informó para tranquilizarla. A pesar de todo, era su madre y la quería mucho.
Regresó a su habitación y guardó el sobre en su pequeña caja de seguridad. Ya se encargaría por la mañana de entregarle el documento a Itachi para que este se hiciera cargo de los trámites faltantes.
Ahora si, ambos se encargarían de demostrarle a su padre, cuan equivocado estaba.
Continuará…

<-- CAPITULO 16                    CAPITULO 18 -->

No hay comentarios:

Publicar un comentario