martes, 12 de junio de 2012

Inevitable Atracción Cap5

Aquí les traigo el quinto capi, el cual espero que sea de su agrado.
Los personajes de Naruto no me pertenecen, ya saben… son de Masashi Kishimoto…
Aclaraciones: AU.
.
INEVITABLE ATRACCIÓN
By Tsukisaku
.
¡SORPRESAS!
.
¿De verdad no estaba soñando?
¿Podría ser posible que uno de los hombres más atractivos del mundo estuviera interesado en ella?
Muchas preguntas invadían su mente una y otra vez. La dueña de los ojos jade se encontraba recostada sobre su cama, jamás imaginó que de verdad algo así estuviera pasando. Sasuke Uchiha, su jefe, estaba interesado en ella, en Sakura Haruno.
Soltó un suspiro y abrazó su almohada. Luego de la visita de Sasuke, quedó más confundida de lo que ya estaba. El Uchiha le gustaba muchísimo; era un hombre que desbordaba belleza y perfección en cada poro de su piel… y además heredero de una de las empresas más importantes de Japón y no sólo eso, un gran amante, ó bueno, al menos un hombre que era excelente con sus manos y con su boca.
No debería ilusionarme; después de todo, el no me dijo que quisiera algo conmigo, ni nada por el estilo, Pero entonces ¿Qué quiere de mí?

Los días pasaban más ó menos de la misma manera, la escuela y el trabajo. Sakura ya no tenía tiempo de nada más que no fueran esas dos cosas. Aunque durante el trabajo y cada que tenía la oportunidad, disfrutaba de ciertos encuentros pasionales con el azabache. Era tan excitante poder escabullirse a una bodega ó a una de las salas sin que nadie sospechara nada, sus encuentros eran tan intensos y exquisitos que no había nada en el mundo que lo superara.
Los días se convirtieron en semanas y pronto el cine festejaba un mes desde su gran apertura; por lo tanto, todos los empleados habían organizado un evento de celebración en el cine.
Entre todos presentarían algo, para entretener al público invitado. Los gerentes estuvieron de acuerdo y decidieron apoyarlos… faltaba exactamente una semana para el gran evento, al que asistirían las familias de todos.
Lo único malo de todo; era el hecho de que para ponerse de acuerdo, debían estar todos ó al menos la mayoría y eso era algo prácticamente imposible. Por eso, habían llegado a la conclusión de reunirse en el cine por la noche para platicar.
—o—o—o—
El lunes por la noche se reunió la gran mayoría en la gerencia del cine; se habló de todo tipo de temas, ¿Qué harían? ¿Quién lo presentaría? Y cosas por el estilo, luego de debatirlo un rato. Llegaron al acuerdo de que presentarían un par de números musicales que estuviesen basados en sound tracks de películas ó de series importantes. Además de que la Yamanaka los convenció de que los cuatro hombres bailaran algo solos. Nadie pensó que aceptarían, pero finalmente logró que Sasuke, Neji, Shikamaru y Chouji aceptaran.
El martes por la noche se llevaron acabo los primeros ensayos. Entre Ino y Sakura se encargaron de comenzar a inventar los pasos de las canciones que un día antes habían elegido… y la primera en la lista era la de los gerentes. Esa noche se desvelaron hasta cerca de las tres de la mañana… la joven Haruno se sentía sumamente agotada. Era terrible dormir sólo tres horas, ya que a la mañana siguiente le tocaba entrar muy temprano, en la tarde la escuela y luego regresar a desvelarse al cine.
El miércoles por la tarde se llevó a cabo una pequeña sesión de fotografías de todo el equipo de trabajo; ya que Shino, uno de los empleados, realizaría un pequeño video con fotografías de todos y serían muy necesarias. Por la noche se reunieron algunos de los chicos y chicas y en conjunto comenzaron a organizar los pasos para otro de los números, el cual sería una mezcla de tres temas diferentes.
El jueves y el viernes fue más ó menos lo mismo; organizarse y ensayar, ya que el gran evento se llevaría acabo el sábado por la mañana… y en la noche habría una gran fiesta en casa de uno de los chicos. La mayoría de todos los que participarían en dicho evento estaban sumamente agotados; aunque unos más que otros. Por lo tanto; Sakura y Sasuke no había tenido mucho tiempo para estar… juntos. Tan sólo se conformaban con mirarse… ó quizá no tanto.
El sábado por la mañana; todo el mundo llegó sumamente temprano. Eran las seis de la mañana y todo el mundo de movía de un lado a otro afinando los últimos detalles del evento; ya que no sólo asistirían las familias, si no también muchos gerentes, entre ellos el presidente de la compañía.
A las siete de la mañana; las personas comenzaron a arribar al cine… no importaba que fuera muy temprano, las personas deseaban ver lo que sus hijos ó familiares había organizado.
—Estoy nerviosa —murmuró Ino mientras terminaba de ponerse su corbata negra.
—Ya no lo digas cerda, que me pones más nerviosa a mí —la joven de cabellos rosados no estaba mucho mejor que su amiga.
El evento se llevaría acabo en la sala más grande del cine, la sala número doce; la cual tenía cupo para seiscientas personas.
—¿En qué momento se nos ocurrió hacer esto? —preguntó la castaña—. Más bien, porque me dejé involucrar por ti —le recriminaba a la rubia.
—¿Por mí?... ¡Ja! Yo creo que te convenció el hecho de que Neji… también va a bailar —al instante la castaña se sonrojó.
—Bueno… yo… eso no importa. Espero que todo salga bien —murmuró Tenten, para luego soltar un gran suspiro.
—Cierto, la verdad es que no deseo hacer el ridículo frente a todo el mundo —añadió la joven Haruno.
Un rato más tarde; todo el mundo ya se encontraba en la sala número doce esperando a que el evento diera inicio. Lo único que faltaba era que los hermanos Uchiha aparecieran y todo comenzaría.
—Me sorprendes —comentó el azabache de coleta—. Nunca imaginé que el gran Sasuke Uchiha aceptara hacer algo así.
—Hmph… hay muchas cosas que no sabes de mí.
—Ya lo creo hermanito —Itachi esperaba ver lo que tenían preparado; ya que era la primera vez que se hacía algo como eso en los cines Sharingan.
Lo primero en el programa, fueron unas palabras de bienvenida que ofreció el Uchiha mayor, para después dar paso al video preparado por Shino. Donde se mostraron fotos de todos y las grupales como equipo de trabajo.
El siguiente número estaba a cargo de los gerentes, los cuales bailarían los principales fragmentos de la canción Lager than life de los Backstreet boys. Absolutamente todo el público tenía los ojos abiertos como platos… jamás en la vida hubieran imaginado ver lo que estaban viendo.
Llevaban una ropa bastante sexy, Sasuke, Neji y Shikamaru se veían sumamente…
—¡Kami-sama, se ven tan…! —la Yamanaka trataba de buscar las palabras correctas para describir lo que sus ojos estaban viendo—. Shikamaru se ven tan… ¡Ah es un encanto!
—¿Pero ya viste a Neji?, ¡Esta… whoa! —Tenten parecía estar fascinada.
—Sasuke —murmuró Sakura, en definitiva, Sasuke era el mejor de todos. Con esa ropa color negro ajustada, era como un chico malo muy sexy… en definitiva, todas las mujeres del lugar babeaban por él.
Al término de ese número; fue el turno de las chicas. Las cuales llevaban una falda negra ajustada y una polera del mismo color con un gran escote, la mezcla de canciones que bailaron les quedaron muy bien. Todo el mundo aplaudió frenéticamente, en cuanto las chicas terminaron de bailar, la mayoría regresó a su lugar, sólo que Sakura se salió para ir al baño.
El Uchiha menor estaba cerca de la otra entrada de la sala; por lo tanto, cuando la dueña de los ojos jade salió de la sala… el azabache se dio a la tarea de salir detrás de ella. Durante los cinco minutos que duró la presentación de las chicas; en ni un sólo instante despegó sus ojos de ella… se sentía sumamente excitado de verla bailar de esa manera y mucho más, con la ropa que llevaba puesta.
Se detuvo cerca de la entrada de la gerencia; la cual se encontraba entre dos salas. Unos minutos después, escuchó que la chica se acercaba y una vez que la tuvo cerca, la jaló del brazo y la metió a la sala más cercana con él. Y de manera inmediata la acorraló entre la pared y su cuerpo.
—¿Qué…? —antes de que ella lograra decir algo, el Uchiha atrapó sus labios en un beso sumamente demandante y apasionado. Sus labios se movían de manera intensa y perfecta, Sasuke mordió su labio para poder introducir su lengua, Sakura ahogó un pequeño gemido, al tiempo en que enredaba sus brazos en el cuello del azabache.
Una vez que el oxigeno comenzó a faltarles, se separaron de manera lenta, las mejillas de la joven Haruno estaban teñidas de un color carmín que no se veía, ya que la sala estaba totalmente oscura.
—Luces tan sexy —le susurró en su oído al tiempo en que una de sus manos viajaba a su pierna y comenzaba a subir de manera lenta, regalándole una caricia abrasadora.
—Sasuke —se mordió su labio al sentir como la mano del chico subía y subía por su muslo, en tanto su cuello comenzaba a ser devorado de manera excelsa. Mientras tanto ella para no quedarse atrás, comenzó a colar sus manos por debajo de la camisa negra que llevaba puesto el chico, al instante se topó con la fina piel, se sentía como en el cielo. Llena de emociones que nunca había sentido, no sabía si esto duraría, pero le encantaba poder estar así y disfrutar el momento.
—o—o—o—
—¡Teme! —gritó el rubio al tiempo en que le daba una palmada en el hombro—. ¡Jamás imaginé verte así como te vi hoy dattebayo!
—Borra esa sonrisa de tu rostro, porque jamás volverás a verme de esa manera —musitó de manera fría.
—¡Es una suerte que lo haya grabado! —dijo entre risas.
—Dobe.
—Bueno, voy a buscar a Hinata-Chan, que no sé donde esta —comentó—. ¿Quieres venir ó te quedarás a dar autógrafos? —dijo a modo de burla antes de irse a buscar a la chica.
—Hmph.
Caminó al otro lado del cine y encontró a la chica que buscaba, una joven de estatura media, cabello largo de color azul, ojos perlados y buena figura.
—¡Hinata-Chan! —exclamó al tiempo en que se acercaba a ella—, Te estaba buscando… ¿Quieres tomar algo?
—Un café —murmuró con un leve sonrojo en su mejillas.
—Hola Hinata —saludó el azabache.
—Hola Sasuke —caminaron hacía el área de los cafés, donde se encontraba atendiendo el chico en turno; ya que la dueña de la melena rosada tendría el horario de la noche.
Mientras esperaban a que les sirvieran su pedido; tres chicas se acercaron a despedirse del chico que se encontraba atendiendo.
—Nos veremos en la noche Kiba —le dijo la rubia. El chico sólo se limitó a asentir.
—¡Sakura-Chan! —exclamó el rubio con una gran sonrisa.
—Hola Naruto —contestó alegremente.
—Quiero presentarte a mi novia Hinata-Chan, ella también es gerente, sólo que de un cine diferente dattebayo —aseguró con mucho orgullo.
—Es un gusto conocerte Hinata.
—Igualmente.
—Sakura —le dijo al tiempo en que estrechaba su mano con la chica—. Ellas son mis amigas, Ino y Tenten.
—Mucho gusto chicas… estuvieron muy bien —les dijo con un poco de timidez.
—Es verdad, ¡Bailaron muy bien dattebayo! —agregó el chico Uzumaki—. Mucho mejor que el teme.
—Hmph.
—Bueno, nosotras debemos irnos, porque estamos realmente cansadas y nos toca cerrar… así que… —comentó tranquilamente la joven de cabellos rosados.
—¡Sasuke! —exclamó una chica que se acercó a ellos y abrazó al Uchiha fuertemente.
—Karin… no puedo respirar —musitó con el ceño fruncido. Sakura observó a la recién llegada con detenimiento, ¿Y esta chica quién era?, ¿Y porqué abrazaba a Sasuke con tanta confianza?
—Lo siento —le dijo la pelirroja al tiempo en que se separaba de él. —Hola Naruto, Hinata — aludó con una sonrisa.
—Hola Karin —contestaron al unísono.
—Hola chicas —les dijo la pelirroja a las otras tres jóvenes.
—Hola… bueno, nosotras ya nos íbamos, nos veremos luego —se apresuró a decir Sakura, para después jalar a sus amigas fuera de ahí.
La verdad es que no le había agradado en lo más mínimo la cercanía de esa mujer con el azabache. ¿Quién era ella?... ¿Acaso sería su… novia?, ¡No!, Sasuke no puede tener novia… ó ¿si?
—o—o—o—
El cansancio comenzaba a pasarle la factura, sus ojos se cerraban de manera inevitable; y lo peor es que aún le faltaba mucho para que el turno terminara, y no sólo eso, si no que además aún faltaba la fiesta en casa de Kiba.
Tomó agua fría y mojó su rostro, después de haber dormido un total de diecisiete horas en total durante toda la semana, sus ojos parecían no querer mantenerse abiertos.
—¿Estás bien? —le preguntó el Uchiha.
—No… estoy muerta —murmuró al tiempo en que volvía a mojar su rostro.
—Será mejor que te sirvas un café bien cargado para que despiertes.
—Gracias —se acercó a la cafetera y se preparo un Express doble. Si quería ir a la fiesta, debía estar despierta.
Por un momento olvidó a la pelirroja que en la mañana había estado en el cine. Luego de que se tomara su café; su cuerpo comenzó a despertar de nuevo, se entretuvo atendiendo a los clientes y adelantando un poco de su cierre. Limpiaba todo y comenzaba a contar las cosas más difíciles, para dejar las más fáciles para el final.
Cerca de la media noche, terminó de limpiar, al igual que la mayoría. Sólo le faltaba transcribir su conteo de producto y estaría lista. Todo el mundo se movía con rapidez, al parecer el hecho de que hubiera fiesta, los entusiasmaba a todos.
Una vez que terminaron, se cambiaron el uniforme y se dispusieron a salir del lugar, era todo una suerte que la casa de Kiba quedara a tan sólo un par de calles del cine. Lo único malo de todo el asunto de la fiesta, es que a la mañana siguiente tendrían su primer junta mensual, esas que eran obligatorias y en las cuales debías estar a las siete de la mañana en punto en el cine.
—o—o—o—
Una vez en la fiesta todos bailaban y brindaban, realmente el ambiente era bueno. Para sorpresa de varios; Shikamaru, Chouji y Temari, también se encontraban en esa fiesta ¿Quién diría que los gerentes también deseaban divertirse?
—¡Vaya, es sorprendente! —exclamó Tenten—. ¿Creen que también venga Neji?
—Es lo más posible, imagino que Sasuke también vendrá —contestó la rubia con una sonrisa, al tiempo en que le guiñaba el ojo a su amiga de ojos color jade.
—No creo que Sasuke vaya a venir —fue lo único que dijo de manera desinteresada.
¡Sigue engañándote! Le gritó su vocecilla interna.
Mientras la velada avanzaba, se mantenía pensando en el chico de ojos color negro y cabello de igual color… ¿Qué es lo que tenía el Uchiha para hacerla sentir así?... ¡¿Por qué tiene que gustarme tanto? ¡Shannaro!
Un rato después, su tormento se vio materializado, los gerentes faltantes hicieron acto de presencia en el lugar, pero ¡Un momento!, ¿Por qué la pelirroja viene con Sasuke?
Sakura los observaba con el ceño fruncido; por algún motivo la ira se iba haciendo creciente dentro de ella, ¡De nuevo esa chica!, ¿Quién es ella?... una pelirroja, alta de buen cuerpo, venía tomando de la mano al Uchiha.
Lamentablemente, aunque Sakura quisiera evitarlo, ella y sus amigas estaban justo cerca de la mesa donde estaban las bebidas. Así que inevitablemente Sasuke y Karin se acercaron a saludarlas.
—Hola de nuevo —les dijo la pelirroja con una sonrisa.
—Hola —saludaron las chicas.
—Como veo que la educación de Sasuke se esfuma en ocasiones, déjenme presentarme… —Sakura miraba de soslayo a Sasuke y este ni si quiera se dignaba a mirarla. Parecía no querer estar ahí—. Mi nombre es Karin, y…
—Mucho gusto; mi nombre es Ino, ella es Tenten y ella es Sakura —la interrumpió la rubia rápidamente.
—Ino —la castaña le dio un codazo—, la interrumpiste —murmuró—, continua —le dijo a la pelirroja.
—Les decía que soy Karin, y soy la esposa de Sasuke —les dijo con una sonrisa. Las chicas se quedaron muy impresionadas.
¡¿Qué ella es su qué?
Continuará…

<-- CAPITULO 4                    CAPITULO 6 -->

No hay comentarios:

Publicar un comentario