jueves, 21 de junio de 2012

¿Primos? Ep1

Aquí les dejo el Epílogo primera parte.
Los personajes de Naruto no me pertenecen, ya saben, son de Masashi Kishimoto.
Aclaraciones: Utilizaré un fragmento de la canción: Just Dance de Lady Gaga.

¿PRIMOS?
By Tsukisaku
.
EPÍLOGO I : ¿QUIÉN RESISTE MÁS?
.
El sol brillaba con fuerza en la ciudad de Tokio, el verano estaba en su apogeo; hacía tres semanas que las vacaciones habían iniciado y todo el mundo se preparaba para diferentes situaciones.
La boda de Mikoto y Minato estaba a tan sólo una semana de llevarse a cabo, y al mismo tiempo, Amy y Fujitaka se preparaban para viajar por una semana al termino de la celebración. Y por último todos los chicos que se preparaban para despedir a Sakura, Sasuke y Sai.
Ambos debían abordar diferentes aviones un día después de la boda de los padres de Sasuke. Durante las tres semanas que acababan de transcurrir, se la habían pasado juntos la mayor parte del tiempo; se negaban a separarse a menos que fuese estrictamente necesario.
Sakura experimentaba diferentes sentimientos, quizá muchos más que Sasuke. Se sentía emocionada por poder estudiar en una universidad tan reconocida como Berkeley, pero al mismo tiempo le asustaba un poco el giro que su vida estaba a punto de dar; eso sin contar la tristeza que la invadía por tener que alejarse de Sasuke por mucho tiempo.

Al Uchiha menor únicamente lo agobiaba la idea de tener que separarse de Sakura, para él era un poco más fácil, ya que regresaría a la ciudad en la que nació y creció, Sabía que vería a Sakura en contadas ocasiones, básicamente en vacaciones, y eso lo disgustaba, pero ya no podía retractarse.
Una semana antes de la boda; Sakura, Ino, Hinata, Tenten, Sasuke, Gaara, Neji y Naruto, decidieron hacer un pequeño viaje juntos como despedida. Después de someterlo a votación, el lugar a donde irían sería la playa.
Luego de conversarlo con su familias, los ocho chicos empacaron y se encaminaron a la tierra de las olas, la cual se encontraba a treinta minutos en avión.
El sábado a las doce del día ya se hallaban en el paradisiaco lugar, el sol estaba en su esplendor y el la temperatura rebasaba los treinta grados centígrados. Repartieron sus cosas en dos camionetas y se pusieron en marcha hacía su hotel.
Una vez que se encontraron en el lujoso Tsuki no hana llegó la hora de registrarse para las habitaciones. Lo que no sabían las chicas, es que los chicos ya habían planeado todo para "sorprenderlas". Así que mientras ellas se refrescaban un poco en los baños, ellos confirmaban las reservaciones.
Cuando salieron se acercaron sigilosamente para sorprenderlos, pero en cambio las sorprendidas fueron ellas.
—¿Cómo que compartiremos habitación? —gritó Ino furiosa. No podían terminar de creer que los chicos habían hecho reservaciones mixtas, ¡y ni siquiera les habían avisado!
—No hagas dramas Ino, sabes que es mejor así —le dijo el pelirrojo con la mayor naturalidad del mundo, Ino enrojeció y lo golpeó en el brazo.
—¿A qué te refieres con eso? —volvió a gritar.
—Véanlo de esta forma —explicó Neji—. Así no tendrán que estarse resistiendo para estar con nosotros —y entonces Tenten lo golpeó en el estomago.
—¿Cómo dices eso Neji Hyuga? —preguntó molesta.
—Déjenme ver si entendí —dijo Sakura fríamente—. Compartiremos habitación, ¿Por qué nosotras no resistimos a estar separadas de ustedes? —los chicos asintieron.
—¿Difieres Sakura? —le preguntó Sasuke con una sonrisa ladina en el rostro. Pero en respuesta la chica le arrebató la llave de dos habitaciones, para después entregarle una a Tenten.
—¡Por supuesto que si Uchiha! —gritó—. Y como son los señores "yo resisto lo que sea", ¡compartirán habitación entre ustedes! —y dicho esto se giraron las cuatro y se encaminaron a uno de los elevadores.
—¡No! —chilló Naruto—. ¡Ya ves teme, todo esto es culpa tuya dattebayo! —dijo al tiempo en que le daba un puñetazo en el brazo.
—Hmph.
—No creo que logren soportar hasta mañana —dijo Gaara con la vista fija en las puertas del ascensor.
—Creo lo mismo —dijo Neji.
—Ya veremos quien es el que no soporta —murmuró Sasuke sin borrar su sonrisa.
Se repartieron las habitaciones y subieron al último piso. Gaara estaría con Neji y Sasuke con Naruto, ya que los demás alegaron que como eran hermanos era lo justo. Luego de desempacar su ropa, se cambiaron y bajaron a la alberca del hotel.
Mientras que las chicas fraguaban un plan para hacerlos caer, antes que ellas. Tenten y Hinata se quedaron en una habitación, e Ino y Sakura en otra. Y una vez que estuvieron listas, se pusieron sus trajes de baño y bajaron a la piscina.
En cuanto llegaron a la pequeña explanada, se quedaron de piedra al ver a sus novios. Los cuatro lucían sumamente atractivos únicamente con sus bermudas, tanto que no eran las únicas en notarlo, puesto que muchas chicas del lugar, no dejaban de devorarlos con la mirada.
—Vamos no se dejen llevar —les dijo Sakura. Continuaron caminando y una vez que estuvieron cerca de ellos, se quitaron la toalla que llevaban envuelta alrededor del cuerpo.
Esta vez fue el turno de los chicos de quedarse como piedra. Cada uno tenía la vista fija en su respectiva novia y sentían como cierta parte de su anatomía comenzaba a despertar, las chicas lucían devastadoras con aquellos bikinis que cubrían únicamente lo necesario de sus bien formados cuerpos. Tanto que varios de los hombres del lugar comenzaron a babear, cosas que molestó a los chicos.
Se acercaron a ellas como queriendo dejar en claro que eran suyas, pero las chicas se los impidieron.
—¡Nada de tocar! —los reprendió Sakura.
—Cierto, recuerden que ustedes pueden resistir los impulsos —prosiguió Ino con una sonrisa traviesa en el rostro. La única que no estaba a gusto con todo eso era Hinata, pero después de verse amenazada por sus amigas, supo que lo mejor era seguirles la corriente.
—¿De verdad eres tan fuerte como para resistir Sakura? —le preguntó Sasuke acercándose peligrosamente a ella. El corazón de la joven Haruno comenzó a martillar su pecho con fuerza.
—Si —dijo conteniendo la respiración—. ¿Y tú? —preguntó al tiempo en que pasaba su mano por el nacimiento de sus senos. Sasuke siguió con los ojos el movimiento del dedo de Sakura y tragó saliva.
—Hmph —Neji lo jaló del brazo para evitar que cayera en la trampa.
—Bien, iremos a nadar un poco —comentó Tenten y se alejaron de ellos.
Las chicas entraron al agua y se quedaron juntas en uno de los rincones, mientras que los chicos las observaban "disimuladamente" desde la orilla. El mesero se acercó a ellos y les entregó una bebida exótica a cada uno.
—¿Y ahora qué 'ttebayo? —preguntó Naruto antes de darle un sorbo a su bebida.
—A esperar —contestó Gaara.
Y mientras lo hacían, se sentaron en una de las mesas y se colocaron los lentes de sol. A los pocos segundos, tres chicas se les acercaron para coquetearles, del otro lado Ino se tensó al ver que ellos no hacían nada —como normalmente hacían— para evitarlas.
—Esas pequeñas zorras —masculló cerrando los puños.
—No cerda —le dijo Sakura—. Es una trampa de ellos.
—Tiene razón —continuó Tenten—. Pero si quieren jugar con fuego,
—Yo creo que es mejor, dejar esto por la paz —comentó Hinata.
—No, ellos iniciaron esto, pues ahora no descansaremos hasta hacer que se traguen sus palabras —le dijo la joven Haruno.
— La frentona tiene razón, no podemos rendirnos tan fácilmente, les daremos batalla —finalizó triunfante.
Los chicos al ver que sus novias no hacían nada, decidieron disculparse y meterse al agua. Durante toda la tarde se la pasaron en un estira y afloja nada satisfactorio para ninguna de las partes.
A la hora de la comida, se sentaron las chicas de un lado y los chicos de otro. Intercambiaron un par de palabras, pero nada trascendental. Ino les informó que asistirían a un club nocturno a bailar y que si deseaba podían acompañarlas de lejos.
—Yo creo que mejor yo me quedo —murmuró Hinata.
—No seas ridícula, tienes que ir con nosotros —le dijo Tenten mientras terminaba de retocar su maquillaje.
—Pero es que, no me siento bien, así que mejor me quedo a dormir —las chicas la observaron y asintieron. De cualquier manera, sabían que la joven Hyuga no podría seguirles el juego que llevaban, así que optaron por dejarla descansar.
Hinata soltó un gran suspiro y las ayudó a terminar de arreglarse. Una vez que estuvieron listas, se encaminaron al centro nocturno, sin siquiera esperar a los chicos. Los cuales se enfadaron mucho cuando la encargada les comunicó que ellas ya no estaban.
Tomaron un taxi y las siguieron, después de todo, necesitaban estar cerca para poder hacerlas caer en sus encantos.
Entraron en el ruidoso local y caminaron por el lugar para ver si las localizaban. Casi veinte minutos después, las localizaron en el segundo piso, pero no estaban solas, tres chicos muy atractivos las acompañaban. La ira comenzó a recorrerlos por completo, y las ganas de golpear a esos sujetos fueron sumamente tentadoras.
Apresuraron el paso y se acercaron a ellas.
—¿Interrumpimos? —preguntó Neji fulminando con la mirada al sujeto que estaba más cerca de la castaña.
—Pues la verdad —comenzó Ino. Gaara se acercó a ella y apartó al tipo que parecía querer devorársela ahí mismo.
—¿Y ustedes quienes son? —preguntó el chico que estaba junto a Sakura. Sasuke se acercó y lo empujó para ocupar su lugar, sin llegar a tocar a la chica.
—No se te ocurra acercarte a mi novia nuevamente —lo amenazó fríamente.
—Así que tienen novios —murmuró el chico—. Es una pena, cuando se cansen de ellos, nos buscan —le dijo a Sakura guiñándole el ojo.
—Hijo de… —Sasuke estaba apunto de abalanzarse contra él, cuando su novia lo interrumpió.
—Ya déjalo Sasuke —pidió. El Uchiha bufó.
—¿Y Hinata-Chan dattebayo? —preguntó el rubio intrigado por la ausencia de su novia.
—En el hotel —contestó Ino.
—Creo que se sentía un poco mal —agregó Tenten.
—¿De verdad? —preguntó alarmado—. ¡Pues debo ir con ella dattebayo! —exclamó antes de salir corriendo. Las chicas sonrieron al ver a Naruto correr, se sintieron felices por su amiga.
—Bueno, nosotras vamos a bailar un poco —dijo Ino poniéndose de pie—. ¿Por qué no se buscan una mesa y nos dejan tranquilas un rato? —Sakura y Tenten asintieron y la siguieron a la pista de baile, dejando a los chicos enfurecidos.
Y en lugar de buscar otra mesa se sentaron en los lugares que sus novias habían estado ocupando. Sasuke observó a Sakura y sintió unas enormes ganas de besarla y dejarle a todo el mundo en claro que era suya.
Las chicas se situaron en el centro de la pista y se pusieron a bailar las tres juntas. Así estuvieron un rato, hasta que un chico invitó a Tenten a bailar, así que solo se quedaron Sakura e Ino juntas.
Neji apretó los puños con fuerza, al ver que un tipo alto de cabellos negros bailaba muy cerca de su novia. Entrecerró los ojos y comenzó a imaginar la mejor manera de deshacerse de ese tipo.
La canción cambió y empezó una que tanto Ino como Sakura amaban. Mientras se movían, a Sakura se le ocurrió algo, así que se acercó al oído de Ino y le contó su plan, la rubia asintió sonriente y continuó bailando.
A lo lejos Sasuke y Gaara las observaban sonreír, y al ver a Ino, el pelirrojo supo que nada bueno estaba por venir.
What's going on, on the floor, (Qué pasa, en el suelo)
I love this record baby but I can't see straight anymore, (Me encanta este disco bebé, pero no puedo ver más directo)
Keep it cool, what's the name of this club, (Manténgalo en un lugar fresco, ¿cuál es el nombre de este club?)
I can't remember but it's alright, I'm alright, (No puedo recordar, pero está bien, estoy bien)
Just dance, it's gonna be okay, (Sólo baila, vas a estar bien)
Just dance, spin that record babe, (Sólo baila, gira en el acto)
Just dance, it's gonna be okay, (Sólo baila, todo estará bien)
Sakura comenzó a pegar su cuerpo en el de Ino en tanto ella la acariciaba con las manos. Una de las manos de Ino pasó por el trasero de Sakura y Sasuke al ver eso se tensó por completo, eso era totalmente nuevo para él, pero eso no era lo peor: ¡se estaba excitando!
La joven Haruno giró su cuerpo y pasó sus manos por el contorno de Ino, ahora fue turno de Gaara de tensarse, muchas veces las había visto bailar juntas, pero jamás de esa manera tan, provocativa. Cierta parte de su anatomía comenzó a palpitar de emoción, debido a lo que sus ojos estaban viendo.
Just dance, it's gonna be okay, (Sólo baila, vas a estar bien)
Just dance, spin that record babe, (Sólo baila, gira en el acto)
Just dance, it's gonna be okay, (Sólo baila, todo estará bien)
Las chicas continuaban moviéndose seductoramente, y pasando sus manos de manera inocente en el cuerpo de la otra, con un único objetivo en mente.
Mientras que Neji no soportó más y se acercó a donde se encontraban Tenten y su "pareja de baile", era hora de dejar un par de cosas en claro, en cuanto la castaña lo vio acercarse, sonrió, estaba apunto de ganar y lo sabía.
-o-
El ruido de la puerta logró que pegara un brinco y se puso de pie, encendió la luz y fue a ver quien era. En cuanto abrió la puerta un sonrojo cubrió sus mejillas.
—Naruto-Kun, ¿Qué haces aquí? —preguntó nerviosa.
—Pues me preocupé cuando no te vi y las chicas dijeron que te sentías mal dattebayo y yo… —comenzó explicando rápidamente, pero conforme hablaba, las palabras comenzaron a morir en su boca. Un sonrojo cubrió sus mejillas al ver a su novia únicamente con un corto short lila y una polera de tirantes de igual color. Tragó saliva y clavó los ojos en los senos de su novia, al parecer no llevaba sostén, ya que sus pezones se remarcaban sobre la fina y delgada tela.
—Gracias por venir —le dijo Hinata esbozando una tímida sonrisa, ante el lindo gesto de su novio—. ¿Quieres pasar? —preguntó al tiempo en que pasaba una mano por su cabello.
—Pues yo… —el calor que sentía se incrementaba a cada paso, sobre todo cuando vio como una traviesa gota de sudor resbalaba por el cuello de la Hyuga y se perdía en su pecho.
Hinata se sonrojó con fuerza ante la —nada usual— mirada de Naruto, y se recordó a si misma respirar una y otra vez.
—¿Estás bien, Naruto-Kun? —preguntó para después pasar su lengua por sus labios, puesto que el calor y los nervios se los estaban dejando secos.
—Yo, si dattebayo —masculló sin perder de vista los labios de su adorada novia. En ese momento lo único que deseaba era besarla y nada más, ¿Está bien si la beso dattebayo?, digo después de todo es mi novia y yo, no creo que a Hinata—Chan le importe esa estúpida apuesta de quien resiste más.
Y sin perder de vista su objetivo, se lanzó a devorar los dulces labios de su novia. Fue un roce dulce, pero necesitado y cuando estaba por abrazarla, Hinata se separó ligeramente de su novio.
—Perdiste —murmuró antes de morder su labio con fuerza.
—¡Hinata-Chan! —gritó el rubio atónito.
Así que su novia le había jugado sucio, ¿Quién lo diría?
Continuará…
<-- CAPITULO 19                    EPILOGO 2-->

No hay comentarios:

Publicar un comentario