viernes, 30 de noviembre de 2012

IJ Cap10


¡Hola! Aquí les traigo el décimo capítulo.

Los personajes de Naruto no me pertenecen, ya saben… son de Masashi Kishimoto…
En este capitulo, tanto Sakura como Sasuke narrarán, espero y no sea confuso.
.
IRREMEDIABLEMENTE JUNTOS
By Tsukisaku
.
AL BORDE DE LA LOCURA
.
Parpadeé confundida y lo único que podía ver eran las espesas pestañas de un intenso color negro, y unos ojos del mismo color mirarme con diversión.
¿Qué carajos cree que hace?
Mi corazón había decidido correr el maratón y el calor en mis mejillas ardía, al igual que mis labios. ¿Esto es real?, ¿Uchiha me está… besando? Sus labios se sentían tan suaves, firmes y ¿calientes?, ¿es eso posible? Mi cuerpo parecía estarse convirtiendo en gelatina y mis ojos amenazaban con comenzar a cerrarse. Volví a parpadear y alcancé a mirar un atisbo de sonrisa en esos traicioneros –y perfectos– labios. Sentí como se contraía mi estomago y una ola de ira me inundó.
¿Así que solo es un juego, no? ¡Claro!
Subí mis manos a sus hombros e hice amago de esa fuerza que suelo poseer cuando estoy sumamente furiosa.
—¡Que carajos crees que haces Uchiha! —grité al tiempo en que lo empujaba lejos de mí—. Si no quieres que estrelle mi puño en tu boquita de niño idiota, te sugiero que respetes mi espacio personal.
Lo miré de la manera más amenazadora que pude y me preparé para la batalla que seguro estallaría, pero en lugar de decirme algo, me lanzó una de sus miradas fulminantes y regresó al sofá. ¿Eso es todo?, ¿Sólo se enfurruñó y me dejó ganar la discusión? Fruncí el ceño y lo miré por dos segundos, él ya había regresado la vista a su libro de economía y fingía no prestarme atención. Raro.
¿Qué había sido todo éste show?

Continué recogiendo la basura, mientras obligaba a mi traicionero corazón a tranquilizarse. Aún podía sentir sus ardientes labios sobre los míos y eso me estaba estresando, ¿Por qué me tuvo que besar?, ya es bastante difícil convivir con él, como para que además venga a volcar un huracán sobre mis emociones. Bufé y lo miré nuevamente a hurtadillas, ahora tenía una diminuta sonrisa en sus labios. Fruncí el ceño y suspiré. El cubo de hielo es bipolar.
No es el único… gritó mi vocecilla interior y gruñí.
Terminé lo más rápido que pude, para después correr a mi habitación, necesitaba estudiar en la tranquilidad de mis cuatro paredes. Me recosté sobre mis almohadas y tomé mi libro, teníamos cierta tarea que hacer. Leí el primer párrafo y no comprendí nada. Luego de releerlo cinco veces bufé, ¡no podía concentrarme!, el único pensamiento que tenía en mente implicaba a cierto Uchiha y ¡agh!
 Dejé el libro y opté por cambiarme de ropa, a buena hora se me ocurrió salir solo con un short ajustado. ¿En que pensaba?, ah claro, pensaba que el idiota se quedaría en su habitación, no que vagaría medio desnudo por la estancia entera. En un principio había pensado en estudiar y dormir el resto de la tarde, pero con ese Uchiha rondando aquí era mejor no arriesgarse a nada. Aún no puedo creer que siquiera pensara en ordenarme quitarme la ropa. ¡Es un depravado sexual! Necesitaba recargar energías y necesitaba hacerlo lejos de sus garras.
Tomé unos jeans y la primera playera que miré, para después salir sin dirigirle una sola de mis miradas. Bajé las escaleras y caminé por el gran pasillo hasta que me detuve frente a cierta puerta, toqué un par de veces y atendió Hinata.
—¿Sakura?
—Necesito que por favor me dejen dormir en su sofá un par de horas —murmuré mientras me adentraba a su habitación—. Realmente necesito…
—Pareces un zombi —comentó Tenten y asentí.
—No he dormido casi nada —me dejé caer en el sofá y cerré los ojos—. Todo esto terminará conmigo —mascullé más dormida que despierta. Bostecé con fuerza y recargué la cabeza contra uno de los extremos del sofá, era tan suave que parecía una almohada, y sin saber exacto como, me perdí en la inconsciencia.

—o—o—o—
Leí por décima vez el estúpido párrafo y seguía sin comprender del todo. Estaba siendo ridículo e infantil, ¿desde cuando me costaba tanto la economía?, bufé y cerré el libro del demonio. Observé el reloj y me puse de pie. Habían pasado ya treinta minutos desde que había decidió besar a la molestia de cabello rosado y seguía sin superar el maldito hecho.
¿Por qué?, muy probablemente porque ella me rechazó.
Nunca jamás -nadie- se había negado a besarme. Era algo de lo que no estaba feliz, pero que en definitiva disfrutaba en ocasiones. Es irritante que todas las chicas siempre se me quieran lanzar al cuello, pero es una ventaja cuando me decido por una. Fruncí el ceño, ¿entonces que pasó con la molestia?, ¿a caso no es una chica normal?
Una mejor pregunta: ¿Por qué mierda me importa su desplante?
Me puse de pie y bufé. Sakura me estaba volviendo loco, en el mal sentido de la palabra. ¡Me desconozco!
—Tsk.
En primera instancia, la besé para demostrarle que ella no podía resistirse a mí. Pero jamás esperé que ese roce me gustara tanto. Sus labios son tan deliciosos, como una cereza. Fue un beso sin más importancia, pero logró que mi corazón diese un vuelco.
¿Mi corazón dio un vuelco? Hmph.
¡Que rayos pasa conmigo!
Fruncí el ceño, tomé mis cosas del sofá y me encerré en mi habitación. Seguramente estoy desvariando por la falta de sueño, así que dormiré un rato para ver si dejo de pensar sandeces. Dejé caer mi cuerpo sobre la mullida cama y solté el aire de golpe. Mientras intentaba conciliar el sueño, esbocé una pequeña sonrisa, algo en la reacción de esa pequeña molestia me había demostrado que el beso le gustó y ya se lo dejaré claro cuando regrese.
—o—
Cuando volvía a abrir los ojos, la luz mortecina se filtraba por la ventana, estaba anocheciendo y era hora de levantarse, mi estomago gruñó por falta de comida, así que decidí pedir algo por teléfono. Me coloqué un pantalón y una playera, antes de salir del cuarto. No necesitaba enseñarle a Sakura de lo que se perdía, porque ella ya lo sabía. Abrí la puerta y todo el corredor estaba oscuro, seguramente la molestia aún no llegaba. Fruncí el ceño y caminé al teléfono.
Seguramente está con el idiota de su novio.
¿Cómo es que prefiere pasar tiempo con él y no conmigo?... bueno, ¿Y a mi que me importa?
Le di un puñetazo a la pared y marqué el número de las pizzas.
Un par de horas más tarde, ya había terminado de comer, e incluso había terminado la estúpida tarea de economía, me disponía a salir a dar un par de vueltas, cuando alguien llamó a la puerta. Me encaminé y cuando la abrí, me topé con el idiota de Naruto, llevaba en brazos una figura bastante conocida para mí y un alivio inexplicable me inundó.
—Teme —saludó el idiota—. Traje a Sakura-Chan, porque estaba como en estado de coma sobre el sofá de Hinata-Chan.
Antes de que dijese nada más, tomé a la molestia en brazos—. Yo me encargo.
—Sasuke —el tonito que estaba usando, parecía un burdo intento de advertencia—, no te pases de listo con ella, que te conozco y sé que eres un bastardo con las chicas cuando te lo propones.
—Hmph. No es de tu incumbencia —le dije antes de cerrar la puerta con la punta del pie. Atravesé la sala y me adentré a su habitación, la coloqué sobre la cama y le coloqué una de las mantas encima.
Me quedé de pie observándola y parecía realmente tranquila, la débil luz de la luna entraba y le daba un aspecto más pálido de lo que verdaderamente era. Deslicé mis ojos por cada parte de su cuerpo y sonreí, debía admitirlo, la chica es bastante hermosa. Molesta, pero bonita.
Mi estomago pareció dar un vuelco y entrecerré los ojos, ¿Qué diablos me estaba pasando?
Había estado con chicas mucho más hermosas que ella, las había besado y tocado hasta hartarme, pero jamás habían despertado en mí una sola emoción extraña. Y de pronto llega ésta desconocida y se mete en mi mundo de tal forma, que logra que mi corazón lata de manera inusual.
Ella no puede gustarme, ¡no puede!
Sólo hay una manera de saberlo, me incliné sobre su cuerpo y rocé mis labios con los de ella.
¡Mierda!, ¡Definitivamente perdí el juicio!
.
A la mañana siguiente me levanté temprano, y me apresuré a ducharme, tenía turno en el bar dentro de un rato y deseaba poder dar una vuelta antes de trabajar, realmente necesitaba despejarme, necesitaba ser yo.
Luego de vestirme, miré el reloj nuevamente y sonreí. Tomé un poco de agua del grifo y entré a la habitación de Sakura, ella aún dormía plácidamente, así que mi sonrisa se acentuó. Vertí el agua sobre su rostro e inmediatamente parpadeó de golpe.
—¡Que rayos! —gruñó—. ¡Está fría!
Observé como se tallaba los ojos con una de sus manos, antes de enfocarlos sobre su entorno, frunció el ceño e intentó fulminarme con la mirada.
—Eres un perfecto idiota, ¿Por qué me mojaste?, o mejor pregunta: ¿Qué carajos haces en mi habitación? —se calló abruptamente antes de proseguir—. ¿Cómo llegué aquí en primer lugar?
—Hmph —¿es que acaso no podía guardar silencio?, sonreí al ver la maraña en su cabello y me giré para salir de ahí. Era divertido hacerla rabiar, parecía una pantera bebé.
Continué escuchando su rabieta a lo lejos, pero la ignoré, ahora si era momento de salir a dar una vuelta. Tomé mis llaves y me encaminé a la entrada, cuando estaba por llegar, alguien tocaba contra la madera, abrí la puerta y me topé con la desagradable de mi hermano.
—¿Qué haces aquí? —farfullé ligeramente molesto. No necesitaba un niñero, ni sermones.
—Vaya manera de recibirme hermanito —rodé los ojos y esperé a que borrara esa estúpida sonrisa de su rostro—. Alguien se ha despertado con el pie izquierdo, ¿eh?
—¿A qué has venido? —gruñí realmente molesto.
—¿Qué, no me está permitido ver como vive su vida mi hermano menor? —preguntó y lo fulminé con la mirada—. Hay Sasuke, deberías considerar sonreír de vez en cuando, no te vendría nada mal.
—Si esperas que te deje pasar, puedes esperar sentado, porque ya me voy.
Itachi sonrió de lado y suspiró.
—Que huraño —bufó—. Estoy aquí porque tengo que asegurarme que hagas algo de provecho de tu vida, no podemos permitir que pase nuevamente lo de…
—Hmph, no eres mi padre, así que no te interesa lo que haga o deje de hacer —le dije fríamente—. Y por cierto, puedes decirle que estoy sobreviviendo sin su ayuda y que no necesito que mande a su hijo perfecto a vigilarme.
—Sasuke… —comenzó pero un grito lo interrumpió.
—¡Uchiha! —apreté el puente de mi nariz con los dedos e intenté relajarme—. ¿Acaso no te enseñó tu madre como se usa un baño?, ¡está hecho un relajo!
—Yo lo vi bien —bufé en su dirección, ella se acercó con la vista fija en mi y lucía dispuesta a golpearme si fuese necesario. Sonreí.
—Dejaste pasta de dientes en el lava manos y una toalla tirada en el piso, pedazo de idiota, ¡en el piso!
—Que molesta eres —contesté—. Ya puedes limpiarlo tú, ¿necesitas que diga la palabra mágica?
Su rostro se ensombreció. Itachi carraspeó divertido.
—¿A caso me perdí la boda? —Sakura lo observó por primera vez y se sonrojó hasta las orejas, antes de volver su vista a mí.
—Vete al infierno —me gruñó por lo bajo, antes de empujarme para salir del lugar.
—Vaya chica, parece que te has encontrado con tu igual eh —comentó divertido Itachi, ésta vez fue mi turno de empujarlo y cerré la puerta tras de mí.
—Si necesito una niñera, te lo haré saber —le dije y me fui.
¿Sakura mi igual? ¡Ja!
—o—
Observé el reloj nuevamente y ya era casi la hora de la salida. La tarde había transcurrido con verdadera lentitud y estaba harto. Esto de trabajar en éste lugar no es para mí, tener que servirle a otros y tener que limpiar o lavar, definitivamente no es lo mío. Además de soportar el incesante aroma a perfume barato que despiden algunas de las mujeres que se acercan a la barra. Lo único que me mantenía cuerdo, era que podía molestar a Sakura, bueno eso y el aroma de la cerveza.
Me puse a secar uno de los vasos que acaban de traerme, para acomodarlos en la repisa, cuando observé de soslayo como se acercaba el tipo de cabellos rojos a la barra. Lo había visto desde hacia un par de horas, pero arrinconado en una de las mesas. Sakura no parecía muy a gusto con su compañía ya que tenía esa expresión de furia en el rostro. Sentí la tentación de acerarme un poco más para escuchar lo que hablaban, pero me detuve. No es de mi incumbencia lo que esos dos hablen.
Decidí enfocar mi concentración a la nueva canción que recién comenzaba en el bar, era una de mis favoritas, así que me envolví en ella. En eso estaba, cuando apareció Hyuga listo para cubrirme.
—Puedes irte Uchiha —me dijo, le tendí el trapo que sostenía y me alejé del lugar. Por fin era hora de ir a relajarme, y buscar un poco de acción por ahí. Quizá tenía suerte y una carrera se armaría. La necesitaba.
En cuanto salí cerré los ojos y dejé que la fría brisa me relajara. Era bueno respirar profundamente, sin temer lo que tus pulmones pueden llegar a albergar. Di un par de pasos hacía mi auto y lo que vi, me llenó de furia. Sin pensar realmente en lo que estaba haciendo, corrí y jalé del brazo a Sasori, para después estrellar mi puño contra su cara.
—¡Sasuke! —gritó la molestia y me distrajo por un par de segundos. Ella nunca me había llamado por mi nombre, su rostro estaba crispado y parecía realmente asustada.
—¡Quien te crees para intervenir donde nadie te llama! —gritó el idiota antes de golpearme. Me derribó y cayó sobre mí, entonces alejé su rostro con una de mis manos y con la otra volví a golpearlo. Le pegué con una de mis piernas e invertí los lugares, ahora era yo el que estaba arriba golpeándolo.
—Nunca —gruñí amenazadoramente—, nunca más vuelvas a intentar aprovecharte de ella, ¿lo comprendes?, ¡te mataré si lo haces!
—¡Sasuke! —gritó una vez más—, ¡Sasori, ya basta!
Me puse de pie y me acerqué a ella.
—¿Estás bien? —ella asintió y desvió su mirada de mi rostro, sólo para moverse tan rápido y colocarse delante de mí.
—¡Ya basta Sasori! —gritó nuevamente, pero ésta vez más molesta—. No quiero volver a verte, ¿ok?, ¡lárgate!
—Lo siento, yo…
—¡Que te vayas! —observé la escena en silencio y sonreí. Una punzada en el labio me hizo gruñir, así que llevé una de mis manos a mi cara y retiré la poca sangre que tenía. Ese bastardo había logrado abrirme el labio. Ya me las pagará después.
—Tu labio —murmuró Sakura una vez que estuvimos solos, parecía arrepentida e incluso me atrevería a decir, que se sentía culpable—. Lo siento.
—Hmph.
No dije nada, porque ella no quería –ni necesitaba– escuchar que mi labio roto valía la pena, si con eso logré que Sasori no la besara a la fuerza. E incluso disfruté golpeando al maldito, así que había sido todo ganancia, ¿no?

—o—o—o—
¿A caso me perdí la boda?
¡Que rayos significa!, bueno, ya sé que significa, pero ese tipo está loco si cree que Sasuke y yo parecemos un matrimonio.
Sólo vivimos juntos, vamos a clases juntos, tenemos el casillero juntos, soy su tutora, compartimos la pasión por las carreras  y, oh si, trabajamos juntos.
Apreté los puños con fuerza y los agité. Tranquila Sakura, me repetí. La gente pensará que estás loca. Uff, ciertamente algunos ya lo piensan y creo que yo misma lo creo. Intenté respirar con fuerza mientras continuaba caminando. Mi turno en el bar comenzaría dentro de unos minutos y necesitaba estar tranquila, si me permito enloquecer estaré con ganas de arrancarles la cabeza a los clientes.
Suspiré. No podía calmarme, al menos no del todo.
Desde lo del beso he estado neurótica, o hasta donde recuerdo, en mis sueños lo estuve. Me la pasé teniendo pesadillas, ¡si pesadillas! Pensando en que ese Uchiha podría gustarme. ¡Ja!, ¡gustarme, a mí! Como si me gustara un tipo que se cree un dios, y que siente que todo el mundo debe caer rendido a sus pies.
Si te gusta… murmuró mi voz interna.
Calla —murmuré, cerré los ojos y suspiré. Oficialmente me declaraba loca.
Cuando levanté la vista, me topé con Sasori, me esperaba fuera de Rakuen. Sonreí, era bueno ver a alguien que no me provocara arrancarle la sonrisa a bofetadas.
—Hola —saludé esbozando una sonrisa.
—Hermosa —saludó al tiempo en que se acercaba a mí. Aclaré mi garganta y borré la sonrisa de mi rostro. Por algún extraño motivo, me gusta cada vez menos que me haga cumplidos de ese tipo—. Es un placer verte, tengo que hablar contigo de algo importante.
—Soy toda oídos.
—Quiero proponerte que te vengas a mi casa —soltó y me congelé. ¿Qué estaba diciendo?—. Al menos hasta que ese Uchiha se consiga su propio sitio para vivir. No te quiero cerca de él.
—¿Qué? —murmuré sin creérmelo. De verdad Sasori planea que me vaya a vivir con él, así nada más, y que obedezca sin chistar—. ¿Qué? —pregunté más fuerte y repentinamente sin un solo atisbo de humor.
—Sólo que creo que es mejor que te mantengas alejada de él, no me parece que vaya a salir nada bueno de todo esto.
—¿Quién te crees para decirme lo que debo o no debo de hacer? —pregunté molesta—. No me saldré del dormitorio y eso no tengo porque discutirlo contigo. Los problemas que tengo con ese pesado, son entre él y yo.
—No seas cabezota, ¿A caso quieres seguir soportando los estúpidos términos de su apuesta? —contraatacó y me limité a respirar profundamente. Claro que no quería soportar eso, pero era mi asunto, no suyo. Y por algún motivo, comenzaba a pensar que lo hacía más por él que por mí—. Es por tu salud física y mental.
—Ya dije que no —mascullé—; agradezco tu preocupación, pero de mi vida me encargo yo. Gracias.
—El te gusta ¿no es así? —me fulminó con la mirada y terminé de enfurecer.
—Eso no te incumbe Sasori, por favor deja de entrometerte en mi vida —le dije fríamente—. Eres solamente mi amigo y si no puedes aprender a mantenerte al margen, será mejor que no volvamos a vernos.
Continué caminando hacia el bar y me adentré lo más rápido que pude. Era extraño, Sasori jamás se tomó atribuciones de ese tipo, parecía más un novio celoso, que un amigo preocupado y eso no me gustó para nada. Ya sabe que no lo veo de esa manera, ya debería haberle quedado claro.
Durante mi turno, observé como Sasori se situaba en el fondo del bar y comenzaba a beber como maniático. Eso me gustó mucho menos, jamás me han llamado la atención los ebrios. Y por si fuera poco, cierto cubo de hielo se la pasó lanzando comentarios despectivos para hacer mi turno más cansado de lo que ya estaba siendo. Todo un cretino. Unas horas más tarde, Sasori se acercó a mí y comenzó a parlotear cosas sin sentido, le pedí que se fuera a su casa a descansar y que hablaríamos después, pero parecía dispuesto a no darse por vencido.
—No quiero escenitas en mi trabajo —mascullé molesta. Por el rabillo del ojo, noté como Uchiha nos observaba y lo ignoré, no estaba para soportarlo a él también.
—Perdón, sólo quiero hablar de verdad, disculparme… debes escucharme —farfulló con cierta torpeza.
—Bien, ahora salgo, ¿ok? Espérame fuera —pedí cansada. Lo escucharía lo suficiente y si continuaba de terco, le daría un bofetón y listo.
Una vez que llegó Kiba, le di un par de instrucciones y me retiré. Caminé a los casilleros, tomé mis cosas y sólo me coloqué una chamarra, no tenía ánimos de cambiarme de ropa. Saludé escuálidamente a Neji y salí casi corriendo. Cuando estuve fuera me acerqué a mi –aún– amigo y esperé a que hablara.
—Siento ser un idiota Sakura, pero es que todo te lo digo por tu bien —comenzó y rodé los ojos. Allá vamos con la misma charla—. Yo te quiero, ¿Qué no comprendes?
—Mira, siento mucho que las cosas sean así de complicadas, pero no me iré contigo.
—¡Es por él! ¿no es así? —se acercó un paso a mí y me miró fríamente—. ¿Por qué lo estás eligiendo?
—Primero que nada, tranquilízate —advertí levantando un poco las manos, para evitar que se me acercara—. Segundo, no lo estoy eligiendo. Sólo te estoy diciendo que no dejaré mi vida, porque tú decidiste sacar a flote tus dotes de macho y me intentas reclamar como tuya. No soy de nadie.
—Comprende —gruñó y me sujetó de las manos—. No puedes seguir con él, te hará daño.
—¡Tú me haces daño! —grité intentando zafarme. Me jaló hacia él y acercó su rostro hacia mí, luché por zafarme pero él era más fuerte que yo, apreté la boca y antes de que lograra besarme, alguien lo sacudió con fuerza. Abrí más los ojos y descubrí que ya no estábamos solos.
—¡Sasuke! —grité asustada. Sabía de lo que Sasori era capaz y no podía permitir que se armara una pelea entre ellos dos. Uchiha me miró por un par de segundos y entonces fue tumbado al piso gracias a su distracción. Abrí la boca pero las palabras no salían, sólo me venía su nombre a la mente y eso me nublaba.
Golpes fueron y vinieron, hasta que Sasuke se lo quitó de encima y lo tumbó. Ya basta… pensaba aterrada. Se acercó a mí y miré que tenía sangre en la boca, observé como se incorporaba Sasori, así que corrí y me puse delante de Sasuke.
—¡Ya basta Sasori! —grité aterrada y furiosa—. No quiero volver a verte, ¿ok?, ¡lárgate!
—Lo siento, yo… —él también tenía sangre en el rostro, pero eso no hizo que disminuyera mi ira.
—¡Que te vayas! —grité más fuerte, al tiempo en que contenía las ganas de abofetearlo yo misma. Él me lanzó una mirada indescifrable y se esfumó.
Volví a posar la vista en Uchiha y me sentí terrible por sus cortadas. Suspiré.
—Lo siento —murmuré. No dijo nada y abrió la puerta de su coche, me subí sin rechistar ya que aún estaba nerviosa y alterada en todo sentido.
Condujo en silencio pero con rapidez, en cuanto estuvimos en la habitación, lo encaminé al baño y saqué del botiquín desinfectante y un par de cosas más. Mojé un trozo de algodón y me puse a limpiarle las heridas. No eran mayores, sólo el labio roto y un par de raspones en la mejilla izquierda por la caída. Pudo ser peor, pensé.
—No es para tanto —murmuró y lo ignoré. Me sentía terriblemente culpable por sus heridas, si hubiera manejado la situación mejor…—. Ey —se quejó. Parpadeé y me di cuenta que estaba presionando su labio con demasiada fuerza.
—Lo siento —le dije mientras sentía como me sonrojaba—. La verdad, no tenías porque intervenir —solté intentando sonar indiferente, aunque la verdad le estaba agradecida.
—Hmph. ¿Así me pagas lo que he hecho por ti? —bufó notablemente molesto—. La próxima vez dejaré que tu noviecito te haga lo que se le de la gana.
¿Tiene siempre que ser tan borde?
Lo miré feo y me separé de él.
—No es mi novio, sólo es… era un amigo.
Sus ojos se abrieron un poco más y tragué saliva. Esperaba que soltara alguno de sus comentarios, pero nada. El silencio comenzó a tornarse cada vez más incómodo, así que guardé lo que había sacado del botiquín.
—Gracias de todas formas —le dije antes de girarme y adentrarme a mi cuarto.
—A ti —masculló. Me detuve de golpe, ¿eso que significaba, que también me estaba agradeciendo o algo así?, además, ¿Por qué me está agradeciendo?
Me giré para preguntarle algo y me topé con que estaba más cerca de mí de lo que había pensado. Remojé mis labios y observé sus ojos, me miraba fijamente sin ningún tipo de expresión, pero por loco que pareciera, tenía algo diferente. Algo… honesto.
¿era felicidad acaso?, ¿de qué estaba feliz exactamente?
No está sonriendo, pero luce… lindo.
¿Lindo?... me regañé. ¡Ahora si perdí el juicio!
Tragué saliva y bajé la vista a sus perfectos labios, sin pensarlo siquiera, llevé una de mis manos a ellos y acaricié con sumo cuidado su cortada.
—Espero que no duela mucho —murmuré.
—Hmph, he estado peor —bufó antes de dar otro paso hacia mí—. Pero sé el método perfecto para aliviar el dolor.
Sin que él siquiera lo esperara, me adelanté y planté un delicado –y corto– beso en sus labios. Formó una sonrisa y tragué saliva nuevamente.
—Me leíste la mente —murmuró antes de volver a eliminar la distancia que nos separaba.
Ésta vez cerré los ojos y me dejé llevar, sabía que estaba loca, ya lo había comprobado durante el día, así que no había más cabida a discusiones mentales. Ya tendría tiempo de comerme la cabeza mañana. Sentí como enredaba una de sus manos en mi cabello y mis piernas temblaron, ¿Cómo es que logra hacerme sentir así?, entonces antes de que yo pudiese hacer lo propio con mis manos, una punzada fuerte en el labio hizo que me alejara.
¿Él acababa de… morderme?
—Así estamos iguales —se burló—, por lo tanto ya no tendrás que sentirte culpable.
—Tú —bufé molesta. Levanté una mano para enredarla en su cabello y se lo jalé con fuerza—. ¿Quién te…?
Y me besó otra vez.
Continuará…
¡Hola!
Aún sigo viva jaja ¿Qué les ha parecido el chap? :D
Espero que no me odien por tardar tanto, pero es que la inspiración me abandonó –literalmente– y no lograba coordinar una sola idea u_u Además mi vida es estresante en varios sentidos, ya me comprenden.
Ojalá que me puedan dejar un comentario, para que me hagan saber si les ha gustado. No es necesario que estén registradas para dejar uno ;D
Gracias por leer. Cuídense y nos estamos leyendo.
¡Sayo!
Tsukisaku

<-- CAPITULO 9                    CAPITULO 11 -->

17 comentarios:

  1. OOhh...!! Soy tan feliz por poder leerte nuevamente...!!!
    Y más esta historia que es mi favorita..!♥
    Más de 1 año pero la spera a valido la pena, y mejor por el capítulo tan extenso..! ☺

    Muchas gracias por actulizarlo..!
    Pero tengo una duda como vamos a saber q actualizaste en el blog..?
    Hasta pronto..!
    Y por último amo tus historias SasuSaku..!♥.♥

    ResponderEliminar
  2. ♪♫Otro otro otro♪♫ wooow me dejaste picadisima!!!!! no puedo esperar, que significa esto? que ya estaran juntos?... si es asi, pues al fin!!! =) espero ENSERIO el siguiente capitulo con MUCHAS ansias =)
    Que estes bien ♥

    ResponderEliminar
  3. mee ha encaantado en serio! esto engancha ^^ muuchas gracias por el cap espero que sigas asi, jajaja espero k no te olvides de continuar! =)

    ResponderEliminar
  4. OH MY GOD!!!
    te lo juro que cuando llego la alerta a mi celular de una actualizacion de fanfiction, jamás pense q ibas a ser tu, me emocione tanto cuando vi, actualizacion de blog de irremediablemente juntos, q en ese mismo momento me puse a leerlo todo, y que puedo decir me encanto, ahhh sasuke tan lindo q no acepta q sakura le agrada y el herido en el orgullo por su rechazo y sakura otra que no acepta sus sentimientos y al final ambos no pudieron mas y yaaa oseaa se besaron porq lo desearon y no para demostrar la superioridad al otro..... cuteee ...

    Por favor continualoooo prontoooo, me dejaste con las ganas de seguir leyendo mas !!

    ResponderEliminar
  5. ja, ja, ja...
    muy lindo

    espero conti...

    ResponderEliminar
  6. Amigochaaaaa....
    Se qe debes odiarme, pero he decidido ser bueno amiga y en cuanto vi actualizacion pase por aqi.... Y dejame decirte que fue buena decision.... Me encanto el capi--- Sobretodo lo del final y los besitos.... Ahhhhh, fue muy romanticoo.... <3
    Ojala esta vez no te abandone la inspiracion xqe ahora si me dejaste con la intriga en le estomago.... Crees qe ahora xfin se haran novios????.... Jajajja
    PD Por cieto qe ame la escena de Itachi!!... Bueno la verdad es qe simplemente amo a Itachi... Jujuju.... Y te adoro a ti.... Ya no me odies xfa por ser tan mala amigaaa!!!
    :)

    ResponderEliminar
  7. Cuando leí supuesta actualización en la cuenta de fanfiction no dudé en darle click, pero oh sorpresa solo había un aviso...pero para tranquilidad mía había un enlace en tu perfil, y aquí estoy leyendo este fic que dejaste olvidado, espero que lo puedas continuar y ya estaré poniéndome al corriente con tus demás historias...salu2

    ResponderEliminar
  8. ohhh OMG casii muero de un infarto!! oseaa no sabes lo que espareba con ansias este capi y dejame y te digo que no me defraudo, es mas me recontra encanto!! y quiero la conti now!! jaja. La verdad que bueno que has actualizado la vdd ya habia perdido la esperanza cmo con otras autoras, me da mucho gusto que hayas regresado tu inspiracion y que te hayas apiadado de nosotras ;), espero saber mucho de ti por estos rumbos, yo sin duda esperare lo que tardes pero aun asi no tardes shii? jaja me despido nos estamos viendo

    PD: vi tu otras actualizaciones y dejame decirte que tambien me encantaron y mas porque cumpli el 2 y fue como regalo de cumple :D jaja saludos , nos estamos viendo cuidate, por cierto en FF.net soy HaRuNo-SaMY ;)

    ResponderEliminar
  9. ME ENCANTO!!!! fue tan divertido como lindo, pero no tetardes tanto esta vez porfa, siempre lo dejas en la mejor parte TT.TT

    ResponderEliminar
  10. actualiza Pronto Por favoor me muero por leer la conti!! *0*

    ResponderEliminar
  11. el capi estuvo muy bueno!!!!!!
    espero contiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii prontitoo

    ResponderEliminar
  12. ●Peroo la Conttiii!!! Pliis :'c......Pongala
    •Felises Fiiesttas•♡

    ResponderEliminar
  13. hola..ya he leído la mayoría de tus fics sasusaku nada mas me falta este y pocos one-shot, sube conti por favor que me muero de ganas por saber mas :3 ojala y no tardes mucho
    bueno saludos cdt

    ResponderEliminar
  14. T.T ya ha pasado mucho tiempo y me dejaste picada!!! Espero que pronto pongas conti :D !! Cambio y Fuera ;)

    ResponderEliminar
  15. :o no hay cap 11 T_T porfavor espero puedas continuar u_u saludos

    ResponderEliminar